01 Kids / LARRY CLARK

USA, 1995, 91 min.
Dirección: Larry Clark
Fotografía: Eric Edwards (Color)
Reparto: Leo Fitzpatrick, Justin Pierce, Chloë Sevigny.

Sinopsis: 24 horas frenéticas en la vida de un grupo de adolescentes neoyorquinos sumergidos en el alcohol, drogas y sexo. Todo acaba cuando una de las chicas descubre que la única vez que ha hecho el amor con un muchacho, éste la ha contagiado el sida.

LARRY CLARK

Tulsa, Oklahoma (Estados Unidos), 1943. Vive y trabaja en Nueva York. Fotógrafo y cineasta saltó a la fama en 1971 con su trabajo Tulsa, en el que cuenta a través de fotografías y fragmentos de películas de 1963, 1968 y 1971, la vida provinciana de sus amigos y la suya propia. Las drogas, el sexo y la violencia se muestran explícitamente. En sus series posteriores más famosas, Teenage Lust (1983), The Perfect Childhood (1993) y en su controvertida película Kids (1994-95), la juventud y la adolescencia ocupan el centro de su mirada, una juventud convulsionada por la violencia, las drogas y el sexo. Ha expuesto su trabajo en el Musèe d’Art Moderne de la Ville de París, el Kunstmuseum de Lucerna, Suiza, en la Sala Parpalló de Valencia, en el Museum of Contemporary Art de Los Angeles, y en la Bienal de Venecia, 2001, entre otros.

FOTOGRAFIAS DE LARRY CLARK


Anuncios

02 Control / ANTON CORBIJN

UK / USA/ Japón / Australia, 2007, 122 mim.
Dirección: Anton Corbijn
Fotografía Martin Ruhe (Blanco y negro)
Reparto: Sam Riley, Samantha Morton, Alexandra Maria Lara, Joe Anderson.

Sinopsis: Biopic sobre el cantante Ian Curtis según un libro de Deborah Curtis, viuda del miembro de Joy Division, el influyente grupo post-punk que posteriormente generó la banda techno-pop New Order. Alejándose de las intenciones mitificadoras con la que comúnmente son tratadas las biografías, Corbijn realiza una película sobria y lírica, haciendo un repaso por todos los acontecimientos que marcaron la vida de Curtis: epilepsia, fracaso matrimonial, su amante, su grupo; utilizando estos hechos en un intento por explicar que fue lo que le llevó a ahorcarse, con tan sólo 23 años.

El interés extra de la película es que Corbijn, hoy fotógrafo y videista de la aristocracia del rock, como fotógrafo, fue testigo presencial del grupo y de la influyente escena musical inglesa de esos años.

ANTON CORBIJN

Strijen (Holanda) 1955. Vive y trabaja en Londres. En1972 recibe sus primeras ofertas, tras haber fotografiado a algunos artistas sobre el escenario. Impulsado por la escena de música inglesa, y sobre todo interesado en la agrupación Joy Division, en 1979 se traslada a Londres. Su preferencia siempre es fotografiar a músicos de rock en situaciones peculiares, o bien de un modo muy elegante, usando sobretodo película en blanco y negro y alto contraste. En Londres conoce y realiza fotos para bandas como Post Punk, Joy Division, Magazine, Pil Ltd. En los 80’ su popularidad aumenta y sale de los cicuitos under para realizar trabajos para Rolling Stones, REM, Depeche Mode, Brian Ferry, Miles Davis, Tom Waits o U2, entre otros. En ese momento empieza a realizar una serie de fotografías centradas básicamente en personajes mediaticos, apareciendo en revistas como Vogue, Rolling Stone, Details, Icon, The Independent Magazine, W Magazine, Harpers Bazaar, LA Style, Entertainment Weekly, Stern, Wiener, Actuel, Elle, Glamour y Max. Paralelo a esto comienza a realizar de video-clips para múltiples artistas, contando en la actualidad con más de sesenta video-creaciones (Joni Mitchell, Front 242, Nirvana, Henry Rollins, Naomi Campbell, Metallica, Depeche Mode, Johnny Cash, U2, David Silvian o Nick Cave, entre otros).

Corbijn tiende a dejar a un lado la fotografía glamour  tradicional, dándole a su trabajo un toque más natural, frecuentemente en blanco y negro. La gente a la que fotografía dan la impresión de estar calmados y lejos de la vida cotidiana. Sus fotografías muestran emociones naturales. Su estilo de imágenes en blanco y negro con alto contraste ha sido imitado o copiado a tal punto en que se ha convertido en un cliché del rock y una parte vital del lenguaje visual de la decada de los 90.

FOTOGRAFÍAS DE ANTON CORBIJN

03 Scarecrow / JERRY SCHATZBER

USA, 1973, 112 mim.
Dirección: Jerry Schazberg
Fotografía: Vilmos Zsigmond (Color)
Reparto: Gene Hackman, Al Pacino

Sinopsis:  Max, un presidiario recién salido de la cárcel, encuentra en la carretera, mientras hace dedo, a Lionel, un vagabundo sin destino, mucho más joven que él y de una gran ingenuidad. Max le ofrece la posibilidad de unirse a él como socio en el negocio de lavado de automóviles que pretende montar en Pittsburgh, y con el que aspira a poner fin a su carrera de habitante perpetuo de todo tipo de prisiones. Lionel acepta y, a partir de ese momento, ambos inician un largo y existencial viaje a través de la carretera.

JERRY SCHATZBERG

Nueva York (Estados Unidos), 1927. Vive y trabaja en Nueva York. Comienza una carrera como fotógrafo de moda y celebridades para las revistas Cosmopolitan y Vogue y confecciona diversos films publicitarios.

Inscrito en una generación de realizadores norteamericanos surgido al final de los sesenta, Schatzberg es probablemente quien más se ajusta a la calificación de gloria efímera. Quizá, este hecho tenga su origen en una falta de pretensiones que tan sólo la casualidad le llevó a la dirección de largometrajes con un ostensible retraso. Su pasado como fotógrafo de revistas de moda no apuntaba precisamente a consolidar una carrera cinematográfica. Sus colegas de generación (Coppola, Scorsese, Lucas, Bogdanovich, Spielberg, etc.) habían obtenido un aval considerable desde diferentes campos vinculados al propio medio cinematográfico.

La propia coyuntura que vivía el cine norteamericano a principio de los setenta, permitía el desarrollo de un amplio abanico temático desde un prisma liberal. De esta forma, Schatzberg, pudo conformar una serie de films que reflejaban el sentimiento de frustración de una generación de jóvenes que padecieron las consecuencias de la presencia militar de los Estados Unidos en la guerra del Vietnam. La soledad, la esperanza descrita a través de la amistad y el desarraigo se posicionan en primer término en los trabajos de Schatzberg. Pero a medida que esta corriente de liberalismo perdía fuerza, el cine de Schatzberg, como el de tantos directores, se resintió. El cineasta neoyorquino empezó a espaciar sus películas. Schatzberg parecía haber entrado en un punto muerto con la confección de films como Click, Click y Elliot, que si bien permiten establecer conexiones con sus primarios trabajos –el mundo de las modelos y la exaltación de la amistad entre personajes de distintas generaciones, respectivamente–, no obtenían el crédito suficiente a nivel de público y crítica para erigirse en títulos de referencia, o cuanto menos, que se prestara para trazar una línea de recuperación en su carrera. Paradójicamente una auténtica legión de directores surgidos del campo de la publicidad a lo largo de los años noventa son los que han dominado la escena cinematográfica desde la última década del siglo XX y que, por consiguiente, dificultan el regreso de directores como Jerry Schatzberg. Paradojas de la vida para quien fue uno de los primeros fotógrafos publicistas, junto con Dick Richards, en entrar en el mundo del cine.

FOTOGRAFIAS DE JERRY SCHATZBERG


04 Alicia en las ciudades / WIM WENDERS

Alemania, 1974, 110 min.
Dirección: Win Wenders
Fotografía: Robby Müller (Blanco y negro)
Reparto:
Rüdiger Vogler, Yella Rottländer, Liza Kreuzer

Sinopsis: Phil es un periodista alemán que desorientado recorre Estados Unidos buscando temas para un artículo. Acompañado de su Polaroid, toma instantáneas compulsivamente, pero el tiempo pasa y no tiene nada escrito. Su editor le insta a volver a Alemania y entregar su artículo. En el aeropuerto conoce a una mujer y a su hija Alicia; como no hay vuelos hasta el día siguiente pasa la noche con ella. En la mañana la mujer desaparece y le deja el recado de que vuelva con su hija hasta Amsterdan, donde ella se reunirá con los dos. En Amsterdan pasan los días y no hay noticias de la mujer. Phil alquila un auto para encontrar en Alemania algún familiar de la niña. Ambos deambulan por Alemania, transformándose el viaje en una búsqueda más compleja para Phil.


WIN WENDERS

Düsseldorf (Alemania), 1945. Vive y trabaja en California. Estudia medicina, filosofía y pintura para después ingresar en la Escuela Superior de Cine de Munich. La adaptación de la novela de Peter Handke, El miedo del portero al penalty (1971), y la trilogía Alicia en las ciudades (1973), Falso movimiento (1975) y En el curso del tiempo (1976) le sitúan a nivel internacional. El viaje, las ciudades, la música y las relaciones del hombre con la historia están presentes a lo largo de toda su filmografía.

Su trabajo fotográfico está recogido en diversos libros, como Written in the West (1987), Buena Vista Social Club (1999), Once (DAP, New York, 2001), y ha sido expuesto en espacios como el Centre Georges Pompidou, Paris, 1986; Bienal de Venecia, 1993, Museo de San Telmo, Bilbao, 1994; Hamburger Bahnhof, Berlín, 2001; Museo Guggenheim, Bilbao, 2002; Museum of Contemporary Art, Sydney; Haunch of Venison, Londres, ambas en 2003; Shanghai Museum of Art, Shanghai, 2004; Kunstmuseum, Aarhus, 2004-2005. Está representado por James Cohan Gallery, Nueva Cork, y Haunch of Venison, Londres.

FOTOGRAFÍAS DE WIN WENDERS